Información relacionada


El estrabismo y la ambliopía: introducción

Una niña sosteniendo un cobertor sobre el ojo durante un examen de la vista.

El estrabismo y la ambliopía son dos problemas de la vista comunes en los niños. Si no se tratan, estos problemas pueden llegar a afectar la vista de su hijo de manera permanente. El estrabismo o la ambliopía no desaparecerán a medida que el niño crezca. Pero ambos problemas pueden tratarse. Los exámenes oftalmológicos a una edad temprana y un tratamiento correcto pueden mejorar la vista del niño de por vida.

Estrabismo

El estrabismo ocurre cuando los ojos del niño no están rectos (alineados). Significa que los músculos de los ojos no funcionan bien en conjunto. Esto puede impedir el desarrollo de la vista normal. Si se deja sin tratar, el estrabismo puede causar ambliopía.

Ambliopía

La ambliopía es la vista deficiente debido a que no se usa un ojo, aunque este no tiene ningún otro problema. Si no se trata a temprana edad, la ambliopía puede impedir que un niño tenga una vista normal.

¿Qué se puede hacer?

Si se trata a una corta edad, el niño con estrabismo o ambliopía tiene buenas probabilidades de superar estos problemas. Sin embargo, es fundamental que reciba tratamiento mientras los ojos aún están en desarrollo. Si busca tratamiento, puede mejorar las probabilidades de que su hijo supere el problema.

El papel que usted desempeña. La vista de su hijo mejorará solamente con su ayuda. Lleve a su hijo a las citas programadas con el oculista. Asegúrese de seguir las instrucciones del oculista y hacer que el tratamiento le resulte divertido a su hijo. De manera apropiada para la edad, explíquele al niño el motivo y el objetivo de la consulta al médico. Cuando el niño tenga la edad suficiente, anímelo a que escriba las preguntas que tenga. Dele tiempo para hacerlas durante la consulta. Además, hable con el oculista sobre cualquier inquietud que tenga usted o su hijo. 

El papel que desempeña el oculista. Después de efectuar un examen completo de la vista, el oculista le explicará los problemas visuales del niño y le recomendará el tratamiento más conveniente. En las visitas de control, el oculista comprobará si el tratamiento funciona. A medida que la vista del niño mejore, le recomendarán nuevos tratamientos según sea necesario.

Los términos que se usan

Tal vez haya escuchado términos como “ojo perezoso”, “bizquera” y “ojo errante” para describir el estrabismo y la ambliopía. Estos términos son imprecisos. Y no toman en cuenta la gravedad del estrabismo y de la ambliopía. Lo ideal es que usted aprenda los nombres correctos de los problemas visuales de su hijo y use los términos correctos con el niño, su familia y los docentes del niño.

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by CalViva