Información relacionada


Drenaje de abscesos

Un absceso es una cavidad de pus que se forma alrededor de una infección. Pus es un líquido compuesto de gérmenes (bacterias), glóbulos blancos y otras sustancias. Drenar un absceso es una forma de extraer pus de una zona u órgano infectado dentro del cuerpo. Esto ayuda a sanar la infección. El procedimiento lo lleva a cabo un médico especialmente capacitado conocido como radiólogo intervencionista.

Corte transversal de las capas de la piel que muestra un absceso.

Preparación para un drenaje de absceso

Siga todas las instrucciones que le den para prepararse, tales como:

  • No coma ni beba nada durante un período de 6 horas previas al procedimiento.

  • Avísele al tecnólogo si está embarazada o podría estarlo, o si está amamantando.

  • Infórmele al proveedor de atención médica y al técnico si tiene alergia al medio de contraste (tinte) para rayos X o a otros medicamentos.

  • Asegúrese de que su médico conozca todas sus enfermedades y todos los medicamentos que toma. Es posible que le pidan que deje de usar algunos o todos antes de la prueba. Entre los que se incluyen los siguientes medicamentos:

    • Todos los medicamentos recetados

    • Los medicamentos de venta libre que no necesitan receta

    • Cualquier droga de la calle si usa alguna 

    • Hierbas, vitaminas, algas, jarabes para la tos y otros suplementos

Durante el procedimiento

  • Se pondrá una bata de hospital y se acostará en una mesa de rayos X. Puede acostarse boca arriba, boca abajo o de lado, según la ubicación del absceso.

  • Se le colocará una sonda intravenosa a fin de administrarle líquidos y medicamentos. Es posible que se le administre medicamentos a través de la sonda intravenosa a fin de ayudarle a relajarse.

  • Se limpiará la piel que cubre el absceso. Se le aplicará un anestésico local a fin de dormir la piel.

  • Guiándose con una tomografía computarizada o una ecografía, el radiólogo insertará una aguja a través de la piel y la conducirá hacia el absceso. Luego, la aguja se reemplazará con un tubo delgado y flexible (catéter).

  • El pus se drenará del absceso a través del catéter. Se conectará una bolsa o perilla de succión al catéter con el fin de recoger el pus a medida que se drena.

  • El catéter de drenaje se sujetará a la piel con suturas o cinta de forma temporal a fin de asegurarlo y evitar que se mueva.

  • El procedimiento puede tomar un total de 30 minutos o más, según la ubicación del absceso.

Después del drenaje de absceso

  • Es normal presentar un poco de fiebre durante las primeras 24 horas posteriores al procedimiento.

  • El catéter y la bolsa de drenaje se mantendrán en su lugar durante varios días. Siga las instrucciones que le den en cuanto a cómo cuidar del catéter y del sitio de drenaje.

  • Programe un visita de seguimiento con su médico para controlar la infección y para que le quite el catéter.

¿Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica si tiene lo siguiente:

  • Sangrado

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según lo que le indique su proveedor de atención médica

  • Escalofríos.

  • Dolor nuevo o que empeora

  • El líquido deja de drenarse por el tubo; el drenaje cambia de color o el tubo se mueve o se sale

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by CalViva