Información relacionada


Después de una cirugía de la espalda: recuperación en el hospital

Después de la cirugía, lo llevarán a una sala de recuperación, también llamada unidad de cuidados posanestésicos (PACU, por su sigla en inglés). Permanecerá allí hasta que se despierte por completo y esté estable. Luego, lo trasladarán a la habitación. La duración de su hospitalización dependerá del tipo de cirugía que le hicieron, de su salud en general y del progreso de su recuperación. Es posible que pueda ponerse de pie dentro de las 24 horas posteriores a la cirugía. Un enfermero o un fisioterapeuta le enseñará cómo prepararse, girar y salir de la cama de manera segura.

Inmediatamente después de la cirugía

Cuando se despierte después de la cirugía, quizás sienta aturdimiento, sed o frío. Es posible que le duela la garganta. Durante algunos días, es posible que también tenga lo siguiente:

  • Sondas para drenar la incisión

  • Una vía intravenosa para administrarle líquidos y medicamentos

  • Un catéter (sonda) para drenar la vejiga

  • Botas, dispositivos de compresión o medias especiales en las piernas para prevenir la formación de coágulos de sangre

  • Un sensor sujeto al dedo para controlar que respire bien

  • Electrodos de electrocardiograma (ECG) para controlar el corazón

  • Varios medicamentos para aliviar el dolor y prevenir infecciones y coágulos de sangre

  • Ablandadores de heces para prevenir el estreñimiento a causa de la inmovilidad y del uso de los analgésicos recetados

  • Un parche de nicotina, si fuma, para disminuir el deseo de fumar

El control del dolor

Es muy probable que tenga molestias después de la cirugía. Quizás le administren analgésicos vía oral o intravenosa. O puede tener una bomba de analgesia controlada por el paciente (PCA, por su sigla en inglés). Esta le permite autoadministrarse cantidades pequeñas de analgésicos. Es normal que sienta dolor, incluso aunque tome los medicamentos. Pero si siente mucha incomodidad, dígaselo al enfermero. Si se trata el dolor antes de que se vuelva intenso, es muy probable que use menos analgésicos en general.

Cómo levantarse y moverse

Poco después de la cirugía, le recomendarán que se levante y camine. Esto ayuda a la circulación de la sangre y a prevenir el estreñimiento. También impide que se acumule líquido en los pulmones. Para que pueda moverse, es posible que le indiquen usar un corsé ortopédico a fin de sostener la columna vertebral. También puede que un fisioterapeuta le enseñe maneras de proteger la columna vertebral cuando se acuesta, se sienta, se para o se mueve. Le recomendarán usar un espirómetro de incentivo para ayudar a expandir los pulmones y prevenir la neumonía.

Fisioterapeuta que ayuda a un hombre a levantarse de una cama de hospital.
Mientras esté en el hospital, su fisioterapeuta le ayudará y le enseñará las técnicas adecuadas para acostarse en la cama y para levantarse que le brinden buen soporte a su columna vertebral.

Proteja la columna vertebral

Los músculos abdominales sostienen la columna vertebral. Fortalecer estos músculos para tener su propio "sostén" ayuda a prevenir el dolor y otra lesión.

  • Ponga las manos sobre la parte baja del estómago. Con cuidado, contraiga el abdomen para tensar los músculos abdominales. Respire con normalidad sin relajar el abdomen.

  • Es posible que le indiquen usar un corsé ortopédico para mantener la espalda estable. En ese caso, le enseñarán cómo usarlo. 

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by CalViva