Información relacionada


Cirugía de reemplazo total de rodilla mínimamente invasiva

Este procedimiento es un tipo de cirugía para reemplazar una articulación de rodilla dañada. Para la cirugía mínimamente invasiva se hacen dos o más cortes pequeños (incisiones), en lugar de hacer uno grande. Un traumatólogo (cirujano ortopedista) es quien realiza este procedimiento. Es un proveedor de atención médica que recibió una capacitación especial para tratar problemas de los huesos, las articulaciones y los músculos.

Qué debe informar a su proveedor de atención médica

Dígale todos los medicamentos que usa. Esto incluye los de venta libre, por ejemplo, el ibuprofeno. También incluye las vitaminas, las hierbas medicinales y otros suplementos. Además, avise a su proveedor de atención médica si sucede lo siguiente:

  • Ha tenido cambios recientes en su salud, como una infección o fiebre.

  • Tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, al látex, a la cinta adhesiva o a los medicamentos anestésicos (ya sean para anestesia local o anestesia general).

  • Está embarazada o sospecha que pueda estarlo.

Pruebas antes de su cirugía

Antes de su cirugía, puede que deban hacerle pruebas de diagnóstico por imágenes. Por ejemplo, ecografías, radiografías, tomografías computarizadas o una resonancia magnética.

Preparativos para la cirugía

Hable con su proveedor de atención médica sobre cómo debe prepararse para su cirugía. Es posible que deba dejar de usar algunos medicamentos antes del procedimiento, como los anticoagulantes y la aspirina. Si fuma, quizás deba dejar de hacerlo antes de la cirugía. Fumar puede retrasar su recuperación. Hable con su proveedor de atención médica si necesita ayuda para dejar de fumar.

También haga lo siguiente:

  • Pida a un familiar o amigo que lo lleve del hospital a su casa.

  • No coma ni beba nada antes de la cirugía, según le hayan indicado.

  • Siga todas las demás instrucciones que le dé su proveedor de atención médica

Le pedirán que firme un formulario de consentimiento para autorizar a que se realice el procedimiento. Léalo atentamente. Haga preguntas si algo no le resulta claro.

Planifique su recuperación

También tendrá que planear hacer algunos cambios en su casa para colaborar con su recuperación. Hable con su proveedor de atención médica sobre cómo prepararse para su recuperación. Quizás deba hacer lo siguiente:

  • Asistir a un centro de rehabilitación o hacer rehabilitación en su casa

  • Buscar ayuda extra en su casa para bañarse y vestirse, preparar las comidas o hacer las compras

  • Hacer cambios en su casa para prevenir caídas y facilitar su recuperación como, por ejemplo, elevar el asiento del inodoro, instalar barras para sostenerse o pasamanos

El día de su cirugía

Su traumatólogo tendrá la colaboración de un equipo de enfermería especializado. Esta cirugía se puede realizar empleando unas pocas incisiones pequeñas. Consulte a su proveedor de atención médica sobre los detalles de su cirugía. Todo el procedimiento puede llevar un par de horas. En general, puede suceder lo siguiente:

  • Le administrarán anestesia general, un medicamento que le permitirá dormir durante la cirugía. No sentirá ningún dolor durante la cirugía. También puede que le administren un medicamento para adormecer la zona (anestesia regional) y otro para ayudarlo a relajarse y dormir (sedación) durante la cirugía.

  • Un proveedor de atención médica le controlará la frecuencia cardíaca, la presión arterial y otros signos vitales durante la cirugía.

  • Es posible que le den antibióticos durante la cirugía y después de esta. Se administran para ayudar a prevenir infecciones.

  • Después de limpiarle la piel, el cirujano le hará un corte (incisión) a través de la piel y los músculos cerca de la rodilla.

  • Luego quita las partes dañadas de los huesos del muslo y de la espinilla. También extrae una pequeña cantidad de hueso sano debajo del hueso dañado.

  • Luego coloca implantes de metal en el espacio de la articulación. Se adhieren con cemento al hueso que queda.

  • El cirujano también puede quitar parte de la sección inferior de la rótula.

  • Después coloca un espaciador de plástico entre los implantes de metal. Así, podrá mover la rodilla con más facilidad.

  • A continuación, cerrará las capas de músculo y piel con puntos (suturas), grapas u otro método.

Después de su cirugía

Hable con su cirujano sobre lo que sucederá después de su cirugía. En el hospital, es probable que reciba fisioterapia y que use un ejercitador de movimiento pasivo continuo. Probablemente pueda irse del hospital en 1 o 2 días después de la cirugía. Antes de irse del hospital, probablemente le tomarán radiografías de la rodilla. Esto se hace para verificar la cirugía.

Recuperación en el hogar

Sentirá algo de dolor después de la cirugía. Su proveedor de atención médica le dirá qué analgésico (calmante) puede tomar para aliviarlo. Usted también puede usar compresas de hielo para ayudar a reducir el dolor y la hinchazón. Puede que salga algo de líquido de sus incisiones. Esto es normal.

Usted recibirá instrucciones sobre cómo mover la rodilla y la pierna. Es posible que necesite usar muletas, un bastón o un andador por algunos días o semanas.

Siga todas las instrucciones de su proveedor de atención médica cuidadosamente. Su cirujano puede pedirle que haga lo siguiente:

  • Tome medicamentos recetados para prevenir la formación de coágulos de sangre

  • No tome ciertos medicamentos analgésicos (calmantes) de venta sin receta que pueden interferir con la curación del hueso

  • Coma alimentos que contienen mucho calcio y vitamina D para ayudar con la curación de los huesos

Visitas de control

Asegúrese de asistir a todas las visitas de control. Es posible que le quiten los puntos de sutura aproximadamente una semana después de su cirugía.

Tal vez tenga que hacer fisioterapia. Es para mejorar la fortaleza y el movimiento de la pierna. La terapia puede incluir tratamientos y ejercicios. Además mejora sus probabilidades de una recuperación total. La mayoría de las personas pueden retomar las actividades livianas un par de semanas después de la cirugía. Después de su cirugía, debería tener menos dolor. Sin embargo, la articulación de la rodilla todavía puede estar rígida.

Probablemente necesite otra cirugía de rodilla en 10 a 20 años después de su primer reemplazo de rodilla. Usted puede colaborar para demorar la necesidad de una cirugía de seguimiento del siguiente modo:

  • Haciendo ejercicio regular de bajo impacto, por ejemplo, caminar

  • Evitando hacer ejercicio de alto impacto, por ejemplo, correr

  • Previniendo las caídas

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre de 100.4 °F (38.0 °C) o más, según le indique el proveedor de atención médica

  • Escalofríos con temblores

  • Empeoramiento del enrojecimiento, la hinchazón o el líquido que sale de su incisión

  • Aumento del dolor en la rodilla o en la pierna

  • Dolor de pantorrilla e hinchazón progresiva

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by CalViva